El Asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza

La Guardia Civil muere, pero no se rinde

 
     
 
lefttop
 

 

De los partes del Capitán Cortés

 

        

DE LOS PARTES DEL CAPITÁN CORTÉS

Día 21 de septiembre de 1936

  

 

          Amanece más de mañana que otros días; los pacos no esperan a que el Sol alumbre, como presintiendo algo extraordinario que nos ha de conmover; la fuerza que bullía en la línea de seguridad establecida se ve obligada a ocultarse tras las piedras que tienen en sus inmediaciones, suspendiendo los trabajos de fortificación; yo, que madrugo a la par de ellos, empiezo a sentir la satisfacción de mando viendo el afán con que trabajan, como si una nueva savia corriese por sus venas, y es que han despertado del letargo en que se les había sumido y abren los ojos a la vida después del trance de muerte porque pasamos, sintiéndonos Civiles nuevamente, que es tanto como decir españoles honrados, pues no otras prácticas encierra el catecismo que tenemos por Reglamento.

  

  

  

 

El Asedio en los libros

  

Por Blas Ruiz Carmona

 

 

El Asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza, hecho histórico de que es objeto este espacio web, ha originado una profusa bibliografía, que pretendemos recoger en el presente trabajo.

 

Sólo vamos a enumerar los libros que versan sobre el Asedio, pues, en casi todas las bibliografías manejadas por nosotros hasta ahora, aparecen como libros lo que en realidad son simples artículos periodísticos, algunos de tan sólo una página, aunque no por ello carentes de interés.

 

 

Con respecto a todos y cada uno de los libros del siguiente apartado, tenemos nosotros una opinión formada, que, no obstante, nos vamos a reservar, con la seguridad de que los lectores interesados por el tema del Asedio, tras su lectura, podrán llegar a sus propias conclusiones, a la luz de lo que se dice en cada uno de los textos.

 

 

¿Desea leer más?...

 

 

 

Caídos en la heroica defensa del Santuario

 

 

Dieron su vida por salvar la de la Patria.

No lloréis su muerte.

Envidiadles.

 

 

 

INSTITUTO GLORIA A TI...

 

Ilustración: Blázquez Bestard

 

        

 

 

 

HIMNO DE LA GUARDIA CIVIL

 

Instituto, gloria a ti,
por tu honor quiero vivir,
Viva España, viva el Rey,
viva el orden y la Ley,
viva honrada la Guardia Civil.

Benemérito Instituto,
guarda fiel de España entera,
que llevas en tu bandera
el lema de paz y honor.

Por glorificar el nombre
que el gran Ahumada te diera,
con tu sangre noble y fiera,
has bordado tu blasón.

Vigor, firmeza y constancia,
valor en pos de la gloria,
amor, lealtad y arrogancia,
ideales tuyos son.

Por ti cultivan la tierra,
la Patria goza de calma,
por tu conducta en la guerra
brilla airoso tu pendón.

Instituto, gloria a ti,
por tu honor quiero vivir,
Viva España, viva el Rey,
viva el orden y la Ley,
viva honrada la Guardia Civil.

 



 

 

 

 

El CEMENTERIO DE LOS HÉROES

 

 

        

 

Foto B. R. C.

 

LA MUERTE NO ES EL FINAL

 

Cuando la pena nos alcanza
por un hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la Fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos
con la certeza que Tú
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.

 



 

 

 

 

LA VIRGEN DE LA CABEZA

 

 

        

 

Foto B. R. C.

 

MORENITA Y PEQUEÑITA

 

Morenita y pequeñita

lo mismo que una aceituna,

una aceituna bendita

morena de luz de luna.

Meta del giennense anhelo,

bronce de carne divina,

escultura en barro santo,

un chocolatín del cielo

envuelto por la platina

del orillo de su manto.

 

Es la ermita,

reja que su marco aroma

entre jaras de la sierra,

una cita,

colgada entre cielo y tierra.

 

Morenita y pequeñita,

la Virgen su gracia asoma

entre el joyel que la encierra

morena de luz de luna.

Desde el olivar del cielo

que en plantas de hojas se encierra,

cayó una aceituna al suelo,

rodó y se paró en la sierra,

morenita y pequeñita.

¡Una aceituna bendita!

 

 



 

 

 

 

 

 

 
topright